Beneficios para la salud del CBD

La investigación científica sugiere que el CBD tiene una amplia gama de propiedades terapéuticas beneficiosas para la salud

Los efectos más comunes del CBD son una sensación de calma o relajación, alivio del dolor o la ansiedad y una mejora general del estado de ánimo.

En dosis altas, el CBD puede inducir somnolencia o sueño, pero en pequeñas cantidades, en realidad puede tener el efecto contrario, promoviendo el estado de alerta. 

Puedes leer más sobre en este otro artículo sobre qué es y cómo funciona el CBD.

Estos son los efectos que buscan la mayoría de los consumidores de CBD:

  • Relajación o calma
  • Reducción de la ansiedad y el estrés.
  • Estado de ánimo mejorado
  • Comodidad
  • Alivio del dolor
  • Somnolencia (en dosis altas)
  • Alerta (en dosis bajas)

El aceite de CBD elaborado con cáñamo normalmente no contiene suficiente THC para colocarte, pero puede producir una fuerte sensación de calma sin la inquietud, la paranoia y otros efectos secundarios que algunas personas experimentan con la marihuana. Aquí puedes leer más información sobre las diferencias del CBD y THC.

De hecho, es por eso que mucha gente usa CBD. Muchos usuarios toman aceite de CBD específicamente para la ansiedad.

Pero hay una advertencia: la velocidad y la intensidad de estos efectos dependen de cómo se consumen.

Los efectos de vapear CBD son más rápidos. Aunque las sensaciones eventualmente serán las mismas, una tintura de aceite de CBD o un comestible de CBD tardarán más y probablemente requerirán más contenido de CBD para ofrecer los mismos beneficios.

Estas son las formas más comunes de usar CBD, numeradas desde la entrega más rápida al cerebro y al cuerpo hasta la más lenta:

  • Vapear aceite de CBD.
  • Vapear o fumar flores de cáñamo ricas en CBD o variedades de cannabis ricas en CBD.
  • Usar tinturas de aceite de CBD por vía sublingual (debajo de la lengua).
  • Utilizar un parche transdérmico de CBD.
  • Comer gomitas o comestibles de CBD.
  • Tragar cápsulas o píldoras de CBD.
  • Usar cremas o tópicos de CBD.

Una última cosa para recordar: cuanto más rápido absorba y proceses el CBD, más rápidamente abandonará tu sistema. Vapear es la forma más rápida de sentir los efectos del CBD, y también es la más rápida de procesar en tu cuerpo. Los comestibles u otros productos que se procesan a través del hígado y el sistema digestivo permanecen en tu cuerpo por más tiempo.

¿Cuáles son los beneficios del CBD?

La investigación científica sugiere que el CBD tiene una amplia gama de propiedades terapéuticas. Estos son algunos de los beneficios y posibles beneficios que los estudios muestran que el CBD puede proporcionar una variedad de beneficios.

Beneficios del CBD para epilepsia y trastornos convulsivos

Ya en 1973, la investigación mostró que el CBD redujo o bloqueó activamente las convulsiones en roedores, lo que fue confirmado por otros estudios poco después. En una investigación posterior, los pacientes epilépticos que recibieron 200-300 mg de CBD por día tuvieron menos convulsiones.

Uno de los ejemplos mejor documentados de CBD como anticonvulsivo fue una niña llamada Charlotte Figi que sufría del síndrome de Dravet, una condición poco común que la medicación convencional no pudo tratar de manera efectiva. 

Le dieron una tintura derivada de una variedad de cannabis con bajo contenido de THC y alto contenido de CBD, que más tarde se denominó Charlotte’s Web en homenaje a la joven paciente. 

Las convulsiones de Charlotte se redujeron drásticamente, de unas 1200 al mes a solo dos o tres.

Beneficios del CBD para el insomnio

Uno de los efectos más comunes de vapear aceite de CBD es la somnolencia, especialmente cuando se administra en dosis más altas. Un estudio en animales realizado a principios de la década de 1970 mostró por primera vez los efectos inductores del sueño del CBD.

En personas con insomnio, se ha demostrado que el CBD aumenta el tiempo de sueño cuando se toma en una dosis de aproximadamente 160 mg. En pacientes sin insomnio, se observó un efecto similar a dosis mucho más altas. En microdosis, el CBD puede promover el estado de alerta, en lugar de inducir somnolencia.

CBD para ansiedad

Múltiples estudios han demostrado que el CBD puede tratar eficazmente la ansiedad. La investigación que utiliza imágenes cerebrales avanzadas ha confirmado el efecto ansiolítico del CBD.

Estos efectos reguladores del estado de ánimo del cannabidiol también pueden usarse para tratar la depresión . Los investigadores creen que el CBD también tiene el potencial de tratar otros trastornos de ansiedad como el TOC y el TEPT.

CBD para psicosis

Un estudio de 1982 mostró que el CBD parecía inhibir los síntomas inducidos por el THC asociados con la psicosis.

Otro estudio del mismo año sugirió una variedad de vías neuronales mediante las cuales el CBD podría tratar la psicosis. Los investigadores creen que el CBD también se puede utilizar para tratar la depresión y otros trastornos psiquiátricos.

Beneficios del CBD para la cardiopatía

El CBD es cardioprotector y muestra un «efecto conservador de tejido» durante la isquemia miocárdica crónica y la reperfusión.

Los investigadores británicos también han demostrado que el cannabidiol redujo el número de arritmias inducidas por isquemia en ratas cuando se administró antes de las isquemias. Esta investigación podría resultar beneficiosa para los pacientes con enfermedades cardiovasculares.

Propiedades antiinflamatorias del CBD para Diabetes

Los investigadores israelíes creen que las propiedades antiinflamatorias del CBD podrían resultar beneficiosas para tratar la diabetes tipo 2. Debido a que la inflamación crónica puede provocar resistencia a la insulina, el tratamiento de la inflamación con CBD podría mejorar el metabolismo y prevenir la diabetes.

Los científicos creen que las acciones del CBD en el cuerpo también podrían modificarse para trabajar en otros receptores, y que el compuesto podría usarse para tratar otras enfermedades causadas o agravadas por la inflamación crónica.

CBD para los efectos secundarios de la quimioterapia

El THC ha sido aceptado durante mucho tiempo como una terapia para las náuseas inducidas por el tratamiento del cáncer.

El marinol, un fármaco de THC sintético, ha sido aprobado para ese propósito desde 1985, y el THC en diversas formas se ha recetado ampliamente a pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia. Pero el CBD también puede servir como un tratamiento igualmente eficaz para las náuseas.

El CBD interactúa con los receptores que liberan el neurotransmisor serotonina, que es parcialmente responsable de causar náuseas. En pequeñas dosis, el CBD puede ayudar a reducir los síntomas de las náuseas. Y una forma ácida de CBD llamada CBDA puede ser un fármaco contra las náuseas incluso más eficaz que el CBD o el THC , según los primeros estudios en animales.

Efectos antioxidantes y neuroprotectores del CBD

El CBD parece tener efectos antioxidantes y neuroprotectores que no están relacionados con los receptores cannabinoides.

Un estudio de 1998 del Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares, un estudio poco común financiado por el gobierno federal sobre un medicamento de Lista 1, encontró que el CBD:

“Puede ser un agente terapéutico potencialmente útil para el tratamiento de trastornos neurológicos oxidativos como la isquemia cerebral” (una arteria bloqueo que puede provocar accidentes cerebrovasculares).

El CBD también se muestra prometedor como terapia para enfermedades neurológicas como el Parkinson.